SHIMAA Verlag GmbH

Prinzregentenstr. 26

D-83022 Rosenheim

Alemania

www.escuelakryon.com

Copyright Sabine Wenig

 

Canalización de Lady Shyenna del 30.11.2019

 

Yo soy Lady Shyenna. Os saludo con los sonidos de OMAR TA SATT. Es una gran alegría para mí hablaros a vosotros. Es un honor para mí llevaros esta energía que porto a vosotros.

Estamos conectados el uno con el otro, cada Ser Humano en este planeta, consciente o inconscientemente, está conectado conmigo, la consciencia planetaria. Nos necesitamos unos a otros, estamos ahí el uno para el otro y estoy hablando aquí a un colectivo de Seres Humanos que ya han hecho tanto, que ya han hecho tanto, para que se abra Quin'Taas y la energía primaria, de la Veracidad, del Amor, de la luz, de paz haga su entrada. Cada Ser Humano tiene sus propias ideas de cómo será eso. A menudo se hace la pregunta: ¿por qué todavía no ha llegado el momento? ¿Qué más falta para que Quin'Taas se abra por completo? ¿Es porque Lady Shyenna aún no ha despertado? ¿Qué es lo que nos mantiene esperando tanto tiempo para este momento cuando todo, todo cambiará? Yo os puedo decir, como consciencia, Lady Shyenna, que estoy despierta. Soy consciente de mí misma, estoy despierta y, sin embargo, soy responsable de cuando se abre el Tono Perfecto y las energías luminosas hacen su entrada por completo y apartan todo lo que es sombra, lo que es sombra. ¿Por qué, por qué estoy esperando? ¿A qué estoy esperando? Os lo diré, aquí, en este alto colectivo de consciencia, hablaré sobre ello, porque sois Seres Humanos conscientes, sabéis de tanto, estáis bien preparados y cada Ser Humano, que está consciente de si mismo, está esperando con alegría ese momento, en el que todo se abre y todo cambia.

El Cristal MONA'OHA se encendió. Esto asegura que la energía del Amor, que la energía de los Nuevos Tiempos se mantiene estable y no puede llegar ya a ningún punto de inflexión, como una vez en los tiempos de la Atlántida y, sin embargo, es así que, si miráis al planeta desde un punto de vista, desde un punto de vista superior, tal vez os daréis cuenta de que mucho de lo que está destinado para un Nuevo Mundo aún no ha madurado completamente, y eso incluye la paz. SOL'A'VANA nos ha sido traído, en este maravilloso planeta, el Aliento de Dios, que se conecta con todo lo que es, que se ha introducido en las profundidades de la consciencia planetaria, que ha enviado impulsos y extendido energías. Deliberadamente fue elegido SOL'A'VANA porque es el portador de la energía de la paz. ¿Pero qué significa la paz? ¿Qué significa la paz para el planeta, qué significa la paz para ti? Tómate un breve momento y escucha profundamente adentro de ti, lo que significa la paz para ti personalmente.

Cada Ser Humano tiene su muy propio derecho a descubrir para si mismo qué significa la paz personal para él, pero ¿no crees que cada Ser Humano en este planeta anhela la paz? ¿No es algo que os une entre los Seres Humanos? ¿El anhelo de paz, de seguridad, de cercanía? Cuánta tolerancia se necesita para reconocer que, en cada Ser Humano, en cada Ser Humano, habita la Luz Divina, que cada Ser Humano, sin importar la religión que viva, en qué cultura esté su hogar, qué idioma hable, porta el Núcleo Divino en sí mismo y es como tú mismo eres un Hijo de Dios, un Hijo de Dios que una vez estuvo en el Universo, creado sin cuerpo, como Luz, igual que tú mismo. Y, sin embargo, veo como gran consciencia que muchos Seres Humanos ocasionan una separación, porque quizás no pueden entender al otro Ser Humano, que creció de manera diferente, que nació en otra cultura. Y, sin embargo, si miras lo superior, si miras el Gran Total, entonces reconoces que cada Ser Humano, como tú, es un Hijo de Dios. Muchos Seres Humanos en este planeta aún no han entendido esto, separan, ponen límites, juzgan y valoran a un Ser Humano porque es diferente a ellos mismos. Además, todavía hay esos poderes que tratan de meteros miedo, de deciros que, si los Seres Humanos no son iguales a vosotros, son peligrosos. Pero creedme, estos Seres Humanos también son Hijos de Dios. Démosles la bienvenida, hagamos las paces, las paces con las culturas, las paces con los Seres Humanos que son diferentes, las paces con todos los Seres Humanos en este planeta. No siempre tenéis que entender todo, ni a cada Ser Humano, ni siquiera tenéis que aprobar todo lo que un Ser Humano quizás haga, pero debéis reconocer que este Ser Humano fue creado una vez en el Universo, igual que tú mismo, como Luz y con una misión concreta, igual que tú mismo, entró en la dualidad. Entonces eres sabio, esa es sabiduría, eso es conocimiento, eso es una forma elevada de Amor, de reconocimiento y eso es lo que el planeta necesita. Muchos de los poderes intentan alimentar el miedo, intentan dividir. No dejes que eso te afecte. Sé consciente una y otra vez, de que vives en un planeta, vives en un planeta, en un planeta de Dios. Este planeta es hermoso, está caracterizado por el Amor, el Hijo de Dios estaba en casa en este planeta. Cuántas veces has escuchado en los mensajes: sigue las huellas del Amor. El Amor también incluye comprensión, humildad, aprecio, compasión.

Yo, Lady Shyenna, hago todo para que SOL'A'VANA, para que la paz haga su entrada, para que se abra Quin'Taas, que se abra el Tono Perfecto y que podáis sumergiros en la Originalidad del Ser, el Amor, porque cuando Quin'Taas se abra, surja el Nuevo Mundo, ya no habrá más luchas. Especialmente los Seres Humanos conscientes que llevan mucho Amor en sus corazones, deberían estar dispuestos a llevar esa atención para todos los Seres Humanos en este planeta dentro de sí, y llevarla también afuera.

Hemos llegado tan lejos y el comienzo, no el final, el comienzo se acerca. El Nuevo Mundo se forma con Amor, paz, seguridad, cercanía, Amor humano, libertad. Todo eso será. SOL'A'VANA contribuye a ello, el Aliento de Dios es derramado para expandir esa energía y es la energía de la paz. Solo cuando esta consciencia se unifica en una gran parte de los Seres Humanos, el reconocimiento de que todos son Hijos de Dios, se abrirá el Tono Perfecto. Y estar aquí con mi energía, aquí con vosotros, genera una paz profunda, profunda.

AN‘ANASHA.

 

 

 

De vuelta