Ángel Chamuel: Viaje a Venus

 

   

La Luz Suprema Cósmica Chamuel se dirige a ti a través del Médium y toca tu alma con la fuerza del Amor inconmensurable que sentimos por ti. Este amor es tan poderoso, tan inconmensurable. Eres llevado por la Luz Dorada – amado tan inconmensurablemente, honrado y respetado por lo que eres, más que cualquier palabra pueda describir.

Entre nosotros no existen las diferencias, excepto aquella que una vez fuiste tan valiente de encarnarte en un cuerpo humano siendo una luz suprema, para experimentarte en todas las facetas en la Dualidad. Somos tus hermanos y hermanas y Chamuel te tiende sus manos cósmicas. Intenta desactivar tu intelecto en lo que sigue, porque lo que te hace ser quien eres es tu amor, tu luz y tu energía. Si abres las puertas de tu corazón y permites que los aspectos de ti mismo se conecten al gran Tetraedro Estelar de Chamuel que te acompañará a tu viaje a Venus, sentirás que eres la verdad de tu alma, la expresión de tu luz suprema.

 

Lo que te espera allí, lo experimentarás cuando te hayamos llevado por el Portal Estelar. Antes de que emprendamos el viaje ahora, se producirá una gran conexión con la Tierra , para ti personalmente y para el grupo. Se consciente de tu cuerpo y de tus zapatos energéticos. Dibújate el Cristal ARIS en tus zapatos energéticos.

 

Mientras tanto formaremos un Merkaba para el grupo que llevará tus aspectos en el viaje con el Tetraedro Estelar. Respira nueves veces en tu alma de forma profunda.

Entra en la profundidad de tu Ser y se consciente de tu divinidad reuniendo tus chakras.

 

Entra ahora en la profunda intención de Ehyeh Asher Ehyeh – y permite al mundo espiritual, a Chamuel, que conecte el Tetraedro Estelar con tus aspectos.

 

Se simplemente consciente de tu Merkaba.

 

Todo lo que vivencies ahora durante tu viaje, emerge de la Veracidad y contiene la Verdad. No intentes comprenderlo, sino más sentirlo con tu alma. Ahora dejarás la Dualidad con muchos aspectos de ti mismo. Miles de ángeles han viajado a Venus para saludaros a cada uno de vosotros. Y cada ángel que está en Venus y te saluda, te traerá un regalo personal. Independientemente de que regalo se trate, por favor permítete aceptarlo, porque puede ser de una importancia considerable para ti. Ahora sigue las vibraciones de Chamuel respirando en un ritmo que te sientas a gusto y te haga bien.

 

Déjate caer con la certeza que tu cuerpo está conectado a la Tierra y que es mantenido. Ahora vamos a pronunciar todos juntos las palabras de la Veracidad. Durante estas palabras llevará el Tetraedro Estelar de Chamuel tus aspectos a Venus. Después sigue un silencio porque un ángel se encargará de ti, te hablará y te entregará un regalo. Y ahora pronunciad todos juntos las palabras:

 

Kodoish, Kodoish, Kodoish, Adonai ‚Tsebayoth.

 

Ehyeh Asher Ehyeh, Ehyeh Asher Ehyeh, Ehyeh Asher Ehyeh, So'ham.

 

Yo permito a mis aspectos, con toda la Confianza - MONA'OHA – en el Tetraedro Estelar de Chamuel, el poder viajar ahora a Venus. En el silencio un ángel me va a llevar.

 

(Entra el tiempo que sientas en un estado de silencio interno y siente la experiencia)

 

De esta forma ha sucedido.

Ahora te volverá a llevar el Tetraedro Estelar de Chamuel con todos tus aspectos a tu dimensión. Ancla profundamente en tu alma el regalo y la energía del amor que has recibido. Se consciente que esto es algo que puede ser muy importante para ti. Respira nueve veces en tu cuerpo, de forma profunda.

 

Y ahora seguirá otro regalo. Porque justo ahora, según estás tan abierto y expandido, y según se muestra tan maravillosamente tu alma, Melek Metatron va a vertir sobre ti las Gotas de la Bendición desde el Campo de Pensamiento Divino.

 

Por esta razón pide el Ángel Chamuel que os levantéis todos.

 

(Nota: aquí se escuchó una canción muy energética)

 

De esta forma os saluda el Señor de las Entidades Celestiales, Melek Metatron, con las palabras OMAR TA SATT. Las Gotas de Bendición os han tocado y tienen más efectos sobre vosotros que os podéis imaginar.

 

Te hemos dicho tantas veces: No existen las fronteras, sólo aquellas que tú mismo/a te pones. Te hemos pedido que investigues todo lo que hay en ti, lo que eres: La Expresión Divina del Ser Humano en la Tierra.

 

Ahora se lleva a cabo el Cambio de los Tiempos de forma muy acelerada y cada se escucha más el llamamiento de Lady Gaia. Por este motivo os quiero volver a pedir Melek Metatron: aparta todas las fronteras. Se consciente que encuentras todo lo que necesitas dentro de ti. Nosotros te ayudamos a que eleves y selecciones estas frecuencias. Cada uno de vosotros, aunque dude o no, lleva el mismo poder de Dios dentro. Te quiero volver a pedir y a transmitir: Todo es Posible. Si comprendes esto, si lo comprendes con un corazón abierto, conseguirás todo, porque tú eres el Maestro de la Creación. Tú eres el que toma la decisión. Pero cuando hayas tomado tu decisión, ya nada te puede parar y las fronteras se disuelven como por si mismas. Comprobarás que alegría, que poder y que fuerza libera en ti, porque todos tus miedos son apartados y reemplazados por la valentía que contiene el amor. Ve con el Nuevo Tiempo. Estructuras viejas se rompen por sí misma y se han formado nuevas estructuras. Muchos de vosotros estáis ante una decisión. Decídete por la Valentía , el Conocimiento y por el Amor. Acuérdate: Todo es Posible. Nada está limitado. Y nosotros te acompañamos, te llevamos y te amamos. Te damos todos los indicios que necesitas. Se ha formado aquí una energía magnética extensa, muy expandida. Se están produciendo grandes Transformaciones. Es como si empezara a vibrar la cinta de amor que se ha conectado. Sientes dentro de ti una certeza que todo lo que jamás te has imaginado, todo lo que has deseado, se cumple porque tienes tu corazón abierto y porque permites que tu alma entre en efecto. Sí sólo dejas que influya tu intelecto, te formarás las fronteras, buscarás explicaciones. No existen las explicaciones. Y las explicaciones que son necesarias, te las señaliza tu alma. Te digo con palabras lo mucho que te Amo:

 

A ni o'heved o'drach.

 

Así es.

 

AN'ANASHA.

 

De vuelta